En la niñez, todos intentamos subir alguna vez a un árbol, escalamos rocas o muros por la simple curiosidad de ver como puede verse el mundo desde las alturas, o saber que hay en la cima de una pequeña montaña.

Hoy en día, un gran número de niños pueden disfrutar y aprender esta actividad de un modo seguro. Es importante el desarrollo de las habilidades que estos aprenden con la práctica de la escalada.

Un rocódromo puede representar para los niños un vínculo entre la escalada practicada en los árboles, muros, parques y la escalada en rocas naturales. Con ello, se crea un contexto adecuado para desarrollar la motricidad del niño favoreciendo el desarrollo integral.

El rocódromo puede servir para favorecer la cooperación de los chicos entre ellos, donde enriquecen las relaciones personales.

¿Cuáles son los beneficios que podría traernos un deporte como este?

  • Aumento en la fuerza con relación a nuestro propio peso corporal.
  • Gran movilidad de las articulaciones a la hora de mantener posturas poco naturales que nos faciliten el ascenso.
  • Ayuda a tomar conciencia de la respiración en situaciones de tensión y “Riesgo aparente” 
  • Aumenta la autoestima y la confianza en sí mismos.
  • Ayuda a incrementar la concentración y la creatividad de los niños, gracias a la superación de retos continuos.

 

Antes de escalar una vía, conviene que los pequeños suban algunos bloques a modo de juego, así podrán conocer mejores sus posibilidades.

Es recomendable buscar maneras divertidas de escalar, que los niños se relacionen entre sí, y que conozcan más niños que ya escalen para que se motiven y vean esto como una actividad divertida, por ello, hemos creado un rocódromo pensado para ellos nada mas.

aventura-nunofit

Rocódromo para niños en Valencia

Beneficios de la escalada infantil

Una vez superado el miedo a las caídas es necesario que conozcas todo lo que la escalada infantil puede aportar al desarrollo de tu hijo.

El saltar, escalar, subir, trepar, agarrarse y todas las acciones relacionadas con la escalada infantil tienen numerosos impactos positivos sobre diferentes partes del desarrollo infantil.

  • Beneficios en el aspecto motriz

El realizar todas las acciones y actividades a la vez que se requieren en la escalada ésta aporta a los practicantes una gran coordinación de todas las partes de su cuerpo, además de una mejor conexión entre el cerebro y las extremidades corporales.

Además de lo anteriormente comentado, las habilidades motrices básicas salen muy reforzadas después de la práctica de este deporte. Todo ello hace que el niño adquiera una gran destreza en habilidades motrices.

  • Beneficios en el aspecto cognitivo

El aspecto cognitivo de los pequeños se ve muy mejorado gracias a la práctica de la escalada en un rocódromo infantil. La toma de decisiones rápidas favorece a agilizar el pensamiento de lo niños, pero éste no es el único beneficio que reporta.

Los practicantes de la escalada infantil desarrollan mejor el efecto de anticipación frente a problemas y situaciones inesperadas, al igual que también son más proclives a saber intuir los movimientos que van a realizar el resto.

La lateralidad también se desarrolla, es decir, que se aprende a utilizar de forma simétrica las dos partes del cuerpo por igual. A todo esto se debe añadir que la escalada infantil ayuda a sus participantes a mejorar su memoria motriz y a tener una visión más global de su esquema corporal.

  • Beneficios en el plano socio-afectivo

La escalada infantil es un deporte que suele practicarse en grupo. Por ello, su práctica mejora la cooperación en equipo y la comunicación con los demás, ya que en muchos momentos tendrá que interaccionar con otros compañeros para poder salir de situaciones difíciles.

A modo personal, la confianza y el control de uno mismo aumentan, ya que durante la escalada, los participantes se enfrentan a situaciones con dificultad que ayudan a mejorar la toma de decisiones y si salen airosos de éstas su autoestima mejora.